Lhardy y Zalacaín: recetas de éxito para superar dificultades financieras

Cuando una empresa atraviesa problemas financieros, lo más recomendable es abrir un periodo de negociaciones con los acreedores para lograr acuerdos que permitan recuperar la viabilidad del negocio.

Nuestro socio Javier Marquina pone como ejemplo el éxito de las negociaciones en el caso de los restaurantes Lhardy y Zalacaín, que han sido adquiridos respectivamente por Pescaderías Coruñesas y el grupo Urrechu.